Seleccionar página

Mejores maneras de ahorrar agua

¿Por qué necesitamos ahorrar agua?

El 97,5% del agua del mundo la encontramos en mares y océanos, demasiado salada para el uso humano. Y la mayor parte del 2,5% restante está en los casquetes polares.

Así que los humanos dependemos de la pequeña cantidad disponible de agua dulce, un recurso natural esencial para la vida.

Pero no sólo usamos el agua para beber. Nos lavamos con ella, limpiamos con ella, y la usamos para producir todo, desde ropa hasta comida. La producción de cultivos, incluyendo el alimento para el ganado y los biocombustibles, está ejerciendo una gran presión sobre los suministros de agua dulce.

Nuestra agua proviene de ríos, lagos y embalses.

El caos climático es uno de los mayores impulsores de la escasez de agua y se espera que aumente aún más la presión sobre nuestros suministros que se están agotando.

Continúa leyendo para conocer las formas de actuar y salvar nuestros suministros de agua.

ahorrar agua

Listado de las mejores maneras de ahorrar agua

Cierra el grifo del agua

No dejes que tu consumo de agua se dispare. Ahorra hasta 6 litros de agua por minuto cerrando el grifo mientras te lavas los dientes. Arregla también los grifos que gotean, y evita que lo que podría ser 60 litros de agua se vayan directamente por el desagüe cada semana.

Cocina solo el agua que necesitas

Ahorra agua, dinero y energía hirviendo sólo la cantidad de agua que necesites para tus infusiones y comidas.

Dúchate con menos agua

Cada minuto que pasas en una ducha, se usa hasta 17 litros de agua. Pon un temporizador en su móvil para que tus duchas sean cortas, dulces y ahorren agua.

Cambiar a un cabezal de ducha eficiente te permitirá enjabonarte con menos agua, lo que significa que ahorrarás agua y reducirás tus facturas.

Carga la lavadora del todo

Lavar una carga completa de ropa en la lavadora usa menos agua y energía que dos medias cargas. Esto se traduce en facturas más bajas también.

Consigue un inodoro de baja descarga

El promedio de los hogares tira del retrete 5.000 veces al año. Los modernos sistemas de doble descarga ahorran enormes cantidades de agua. Usan sólo 6 litros – o 4 con una descarga reducida – mucho menos que los 13 litros de cada descarga simple de estilo antiguo.

Comida de temporada

La cría de animales para carne y lácteos y la cosecha de cultivos como el aguacate a gran escala hace un uso insostenible del agua. Reduciendo la carne y los lácteos y comiendo vegetales de temporada, ayudarás a conservar el agua.

También estarás ayudando a proteger el clima. La industria cárnica y láctea son grandes contribuyentes al calentamiento global.

Cocina al vapor tus verduras

Cocina al vapor la comida para reducir el uso de agua y retener más nutrientes naturales.

Si hierves, intenta usar el agua sobrante como un sabroso caldo para las sopas. O déjala enfriar y úsala para regar las plantas.

Reduce el desperdicio de alimentos

Se necesita mucha agua para producir nuestros cereales, frutas y otros alimentos. Más de la mitad de los 7 millones de toneladas de comida y bebida que los hogares tiran cada año podrían ser consumidos.

Riego inteligente de tus plantas

Riega las plantas de exterior por la mañana temprano o al final del día para evitar que el agua se evapore inmediatamente con la luz del sol y el calor. Riega el suelo para que el líquido vaya directamente a las raíces, donde se necesita.

En una ola de calor, los animales también necesitan agua. En lugar de regar el césped, deja un recipiente lleno de agua, como un bol, para que los pájaros beban y se laven. Las abejas y otros insectos sedientos necesitarán un platillo o un recipiente con agua y piedras.

Aprovecha el agua de lluvia

La instalación de colectores de agua ahorra hasta 5.000 litros de agua al año. Y tus plantas te agradecerán el agua de lluvia en lugar de agua del grifo tratada.

También puedes reducir el uso de agua en un 33% regando las plantas manualmente en lugar de usar aspersores automáticos.

¿Tienes un lavavajillas?

Llénalo completamente cada vez que lo pongas en marcha y usarás menos agua de la que usarías para lavar los platos a mano. ¿Qué mejor excusa para quitarte trabajo de encima?

Invierte en empresas que cuidan del agua

No financies a los que se apoderan del agua. Algunas empresas e inversores que compran tierras en todo el mundo contribuyen a la escasez de agua y a la contaminación. A veces niegan a la población local el acceso al agua, contaminan los recursos de agua o agotan los suministros. Esto puede afectar a la capacidad de las comunidades locales para cultivar y acceder al agua potable. Esto se conoce como «captación de agua».

Asegúrate de saber dónde se invierten tus ahorros o tu pensión. Y comprueba cómo las empresas que fabrican los productos que utilizas tratan las fuentes de agua locales. De esa manera sabrás que no estás apoyando el desperdicio y la contaminación del agua.

¿Quieres salir en este listado?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies